De cómo el asperger alimenta al arte

Este proyecto fotográfico trata el tema del síndrome de Asperger. Este es un trastorno severo del desarrollo, considerado como un trastorno neuro-biológico en el cual existen desviaciones o anormalidades en aspectos del desarrollo como habilidades sociales; el uso del lenguaje, que les puede hacer parecer pedantes en algunas ocasiones; características de comportamiento relacionados con rasgos repetitivos; una limitada gama de intereses, en la cual enfocan su atención hasta conseguir ser los mejores en ello; y en la mayoría de los casos torpeza motora.

De todos los síntomas que puede padecer un aspie, que son muchos y muy variados, no siempre los tiene por qué padecer todos. Cuando conoces a un aspie sólo conoces a ese uno, no a todos.

Este proyecto tiene el fin de plasmar la rutina de aquellas personas que lo “sufren” y concienciar a la gente de que no es una tontería, como se suele decir, ni algo de la edad, pasajero o culpa de aquella persona.

Algo que me gustaría destacar es el hecho de que no siempre tiene por qué ser una “maldición”, uno de los aspectos más característicos de este síndrome es el hecho de que fijan su atención en una gama reducida de intereses, lo cual, le hace ser los mejores en ello y terminar con su cometido en poco tiempo. Por esto, el título hace referencia al arte, arte que ellos consiguen con su esfuerzo.

Estas imágenes muestran la oscuridad que puede llegar a sentir una de estas personas por ataques de ansiedad continuos y confusión por, en muchos casos, no saber qué les sucede o cómo deben actuar frente a una sociedad que no está preparada para esto.

img_8469

“La gente solía pensar que estaba deprimido porque me encerraba en el cuarto, pero la verdad es que lo que me deprimía era salir” – Raj Singh Tattal.

img_8473

“Lo que para ciertas personas les puede costar semanas, a mí solo me lleva cuatro días. Soy muy obsesivo y paso el 95% del tiempo en soledad.” – Raj Singh Tattal.

 

img_8487

Por cosas tan sencillas como no entender la ironía o tener que hacer un esfuerzo de más para conseguirlo, no consiguen mantener buenas relaciones sociales.

img_8554

El mundo aspie es muy complejo. Muchos de sus miembros no llegan a comprender qué les sucede por su difícil diagnóstico y buscan refugiarse en el alcohol para sentirse integrados en la sociedad.

img_8491

Tienden, por lo general, a echarse la culpa de todo lo malo que sucede a su alrededor. Cuando un aspie aún no comprende lo que le sucede y no se está tratando de ninguna manera se sume en una oscuridad profunda. Es ahí donde surge una doble personalidad, la que quiere tocar fondo y que se siente a gusto estando deprimida y la que quiere salir a toda costa.

img_8501

Es un trastorno muy difícil de comprender y en muchas ocasiones discriminado. Es miedo lo que se siente al creer que pierdes la cordura por no ser como los demás.

img_8511

Algunos de ellos buscan desesperadamente encajar de alguna forma. Pero nunca
es suficiente.

img_8523

Otros tantos son felices en su propio mundo, donde todo es perfecto para ellos.

Anuncios