La última carta

Recomendado leer escuchando: The Fray – How to save a life (click here!)

Hola, mi amor.

¿Has recibido las demás cartas? Espero que no, fueron escritas para quedarse en el olvido. Hoy te escribo la última obligándome a olvidarte, aunque eso sea como clavar tus dientes en mi piel. Me gustaría ser breve y seguramente me olvide de lo más importante, pero solo quería decirte que:

El reflejo de los faros de algún coche extraviado es la única luz que se cuela entre las rendijas de la persiana de mi cárcel personal, esas cuatro paredes que ilusionada escalaba y cuando llegaba a la cima volvían a crecer.

Sabía que no sería capaz de salir y fingir una sonrisa, así que, preferí abrazar mis piernas en una esquinita de aquella habitación sintiéndome más pequeña, pensándote y recordando cada minuto, cada segundo, cada respiración que me cortaste, cada sonrisa que me arrancaste, cada caricia en las pocas veces que la distancia nos lo permitió, cada roce de piel con piel…

Recuerdo todo eso y lo hago por cada herida que voy encontrando en mi cuerpo. Son profundas, de un rojo intenso y un color rosado alrededor ahora que el contraste se nota más por mi transparente palidez.

De mí aún brota la sangre y la siento mezclarse con las lágrimas y el sudor. Brota aún más cuando recuerdo mi temor por despertar y ver que lo nuestro era un sueño, mi pequeño paraíso. Ojalá hubiera sido así, ojalá no te hubiera conocido y este vacío fuera una simple interrogación. Pero no desperté y me quedé atrapada en mi mundo oscuro escribiendo cartas de amor que después serían quemadas.

Sé que podría haber hecho más para que te quedaras. Siento que podría haber hecho mucho más para que no te fueras y ahora estoy pagando por mi pecado, por amar al diablo.

Yo que siempre odié al amor, que nunca creí sentirlo y que mis películas favoritas eran las de fantasía… Ahora lo siguen siendo, pero no por gusto. Y es que no soy capaz de ver la felicidad ajena sin pensar que yo podría sentir lo mismo. De hecho podría sentir mucho más de lo que ellos describen porque éramos tú y yo, la creación más hermosa, el amor más furtivo, la perversión más atrayente… Eso éramos.

Nada de un solo ser, nada de mezclarnos en una sola alma. Éramos perfectas en nuestra imperfecta armonía, éramos las diosas del roce porque lo hacía; te rozaba cuando te soñaba, cuando posaba mi mano en tu cintura y no podía notar un solo cosquilleo, solo la falta de realidad.

Sentí tanto dolor cuando me obligaste a salir de tu camino… La última vez te confesé que no conseguía olvidarte y no dijiste nada. Iba a suplicarte que contestaras, pero tú dejaste de quererme, igual que hice yo conmigo misma. ¿Quién querría estar con alguien como yo? Pensé.

Quise entregarte mi parte más inocente, pero ni eso me lo permitió este maldito trastorno. Te juro que te la habría dado sin pestañear, pero tú también te diste cuenta, demasiado frágil para ti. Si pudiera dominarme durante una hora, sería capaz de cambiar mi destino.

¿Cuánto dolor puede soportar un cuerpo tan demolido? Si ya estoy hecha trizas y ni mis entrañas las siento dentro de mí. ¿Cuánto más durará esta arcada de cosas que tengo por decirte? Ojalá algún día oigas de mí un: te echo de menos, pequeña. Solo hacértelo saber. Porque yo nací para cuidarte, para quererte, para escribirte mil cartas, para dedicarte canciones de amor, porque te lo dije… Te dije que por ti sabía lo que las canciones de amor querían transmitir, porque mi lógica entendió gracias a tu enseñanza, porque mi trastorno me dio la tregua contigo. Yo nací para ti.

Pero no importa, olvida todo lo que he dicho. Apaga mi mundo y no te dejes nada.

Hasta nunca, pequeña. Hasta nunca jamás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s